viernes, 31 de julio de 2009

MAR Y MONTAÑA - TIMBAL DE RAPE CON MANITAS DE CERDO Y PATATAS CONFITADAS - BLANCO MACABEO DE REINO DE LOS MALLOS










INGREDIENTES:
rape
manitas de cerdo
patatas
sal, pimienta
aceite de oliva virgen extra

PROCEDIMIENTO:

Este es otro plato de los denominados de mar y montaña, quizás una extraña mezcla, a primera vista: las manitas del cerdo y el rape, pero el resultado final no está mal.
Para empezar cocemos las manitas de cerdo , previamente limpias y quemadas, para quitarle los pelillos, en una olla rápida, con agua, unos granos de pimienta y un par de hojas de laurel, unos 50 minutos. Una opción nada descartable es comprarlas ya cocidas, existen en el mercado y para este caso pueden ir perfectas.
Una vez cocidas, dejarlas templar, para poder manipularlas, proveerse de unos guantes de latex y quitarles todos los huesecillos, dejando sólo la carne.
Cortamos unas patatas a rodajas y las confitamos en aceite de oliva, las introducimos en un recipiente que las cubra de aceite con un par de dientes de ajo enteros, y las mantenemos a unos 60 grados hasta que estén blandas, cuando esto suceda las sacamos a papel absorbente de cocina y reservamos.
Sazonamos el rape con sal y pimienta y pasamos por la plancha, hacer lo justo, sin pasarse de cocción.
Para presentar el plato lo hacemos sobre una pizarra, nos ayudamos de un aro de emplatar, colocamos las patatas confitadas a las que les habremos dado un golpe de plancha para dorarlas un poco, encima colocamos la carne de las manitas y para finalizar la rodaja de rape, colocamos el diente de ajo que hemos usado para confitar las patatas y un poco de la carne de las manitas esparcida.
Este plato lo hemos maridado con un vino blanco fermentado en barrica de la bodega Reino de los Mallos, un vino para probar.



CATA
Color: Amarillo pálido, muy típico de la variedad.
Aroma: Aromas complejos que combinan la fruta fresca de tipo cítrico (piña) con finos tostados, madera bien integrada y especias.
Boca: En boca resulta un vino amplio y fresco, con una acidez muy equilibrada y un ligero toque de madera tostada muy bien integrada en el conjunto.
El Postgusto es largo y placentero.
Fermentado en barrica y crianza en lías de selección y vendimia manual de Macabeo y Garnacha Blanca centenarios.
95% Macabeo, 5% Garnacha Blanca.
Edición limitada de 5.070 botellas.

1 comentario:

Cocinica dijo...

Un plato de 5 tenedores, me encanta estas mezclas y las manitas de cerdo de todas las maneras.

Besos