lunes, 21 de diciembre de 2009

TARTA DE CREMA CATALANA Y MOUSE DE CHOCOLATE

























INGREDIENTES:
Para el bizcocho:
170 gr. de almendra en polvo
140 gr. de azúcar glace
50 gr. de harina
200 gr de huevos enteros
30 gr. de yemas de huevo
140 gr. de claras
40 gr. de azúcar
canela y ralladura de limón
Para la mouse de chocolate negro:
400 gr. de nata
500 gr. de cobertura
500 de nata semimontada

Para el cremoso de crema catalana:
800 gr de nata
200 gr. de azúcar
200 gr de yemas
canela
ralladura de limón
3 hojas de gelatina
PROCEDIMIENTO:
Para el bizcocho de almendra, canela y limón:
Mezclar los elementos sólidos: almendra, azúcar glace y harina
Mezclar los huevos enteros con las yemas y montar
Montar las claras adicionando el azúcar poco a poco.
Mezclar el conjunto huevos- yemas y claras -azúcar
Añadir la canela y la rallaura de limón y mezclar el conjunto.
Añadir un poco de sal
Mezclar con los solidos
Extender en placa de horno forrada con papel sulfurizado o silpat de silicona, como un cm. de alto de la mezcla.
Hornear en horno precalentado 10 minutos a 180 grados.
Para el mouse de chocolate negro:
Diluir la cobertura y la nata al baño María
Reposar un rato para que se atempere la mezcla
Añadir la nata semimontada
Para el cremoso de crema catalana:
Mezclar todos los componentes y cuajar la mezcla, puedes hacerlo de dos maneras, una, al baño María y otra filmando, con papel film que aguante el microondas, el recipiente y llevarlo entre 7-9 minutos a máxima potencia al microondas.
Una vez cuajada la mezcla, la trituras con la turmix y añades a la mezcla 3 hojas de gelatina, previamente hidratadas y diluidas en un poco de leche caliente.
Para el montaje de la tarta:
El montaje hay que hacerlo de forma inversa, es decir, poner primero en el molde el cremoso de crema catalana, llevar a nevera hasta que bloquee por efecto de la gelatina, cuando esté bloqueado, colocar encima el mouse de chocolate y por último la lámina de bizcocho.
Congelar la tarta.
Cuando esté descongelada desmoldar, dándole la vuelta.
Poner por encima del cremoso de crema catalana, azúcar y quemar con pala de quemar o con soplete.


Historia de la crema catalana:

Su origen, a modo de anécdota, lo cuenta un prestigioso maestro pastelero y dice: Ocurrió en un convento de monjas en el que aguardaban la visita del obispo, y decidieron ofrecerle una comida para honrarlo. El señor obispo llegó tarde al convento y, con las prisas, el tan afamado flan de las monjitas no se cocinó debidamente. Estas, con el afán de arreglarlo, le añadieron maicena para que espesara. Después de terminar de comer, el obispo estaba intranquilo y preguntó si había algún complemento. Las hermanas, nerviosas y para no hacer esperar más al clérigo, llevaron el manjar a la mesa casi de inmediato de salir del fuego, y lo presentaron en un plato cubierto de caramelo, pero el resultado consistió en una papilla plana, y blanda con el caramelo cristalizado. Monseñor, que estaba con el tiempo contado por motivos de asistir a otras obligaciones eclesiásticas, pensó que ése era el tan renombrado flan del convento, entonces tomó una cucharada y la llevó a la boca con urgencia. Según versiones, se le saltaron las lágrimas por haberse quemado la boca y con toda educación exclamó con voz recia: ¡Crema! que en catalán quiere decir quema, pero como estaba divina, siguió comiendo con precaución. Así es como el postre favorito de la comunidad de las monjas se transformó del flan a la crema tostada o quemada.

2 comentarios:

Miguel Angel Castillo dijo...

Tiene una pinta estupenda, eres un fenomeno!
Por cierta, no se la certeza de la historia, pero la crema catalana siempre me ha parecido una burda copia de la créme brulee francesa. De hecho la primera referencia ESCRITA que se tiene, es francesa. La primera mención de la crème brûlée aparece en Francia, en el libro de cocina Nouveau cuisinier royal et bourgeois de François Massialot, publicado en 1691. La crema empleada entonces era a base de yema de huevo y leche con una pizca de harina. Este cocinero de Felipe I de Orleans precisa en su recetario que "il faut la bien sucrer par-dessus, outre le sucre que l'on y met dedans: on prend la pelle du feu, bien rouge; & du même temps on en brûle la crème, afin qu'elle prenne une belle couleur d'or." (Es necesario echar bastante azúcar encima, a parte del azúcar que se echa dentro: se coge la pala del fuego, al rojo vivo; y a la vez se quema con ella la crema a fin de que coja un hermoso color oro.)

Sea como sea, un gran plato! :D

golosolandia postres dijo...

¡que tarta mas apetecible! me gusta la receta , me la apunto vale? yo usé la crema catalana gelatinizada par acubrir una mousse de chocolate, peudes verlo en mi blog y ha quedado muy original.
Un saludo