jueves, 7 de abril de 2011

¡ A DIOS PONGO POR TESTIGO QUE NUNCA MAS SE ME PONDRÁN LAS MANOS NEGRAS DE LIMPIAR ALCACHOFAS ! -VIDEO





No te quieres manchar las manos, no quieres que las alcachofas se pongan negras, al instante de cortarlas, fruto de la oxidación, ni tampoco añadir limón para que deje ese sabor a cítricos en tu maravillosa menestra...aquí tenemos la solución amigo/a cocinillas...ya lo dijo Scarlett O´Hara: A Dios pongo por testigo...
Mediados del siglo XIX. Scarlett O’Hara (Vivien Leigh), una bella joven caprichosa y pasional, vive en una de las grandes mansiones del sur de los Estados Unidos rodeada de esclavos negros y todo tipo de lujos. Lo único que no puede conseguir es a Ashley Wilkes (Leslie Howard), el hombre del que está enamorada y que, a su vez, está comprometido en matrimonio con su prima, Melanie Hamilton (Olivia de Havilland), una dulce y cariñosa mujer incapaz de odiar. La Guerra de Secesión está a punto de estallar y los jóvenes sureños muestran su entusiasmo por entrar en combate. No así Rhett Butler (Clark Gable), un hombre atractivo que no tiene más interés que su propio beneficio. Butler se enamora de Scarlett durante una fiesta en los «Doce Robles», la finca de Ashley, y no cesará en su empeño de lograr su amor durante toda la película, a pesar de que Scarlett seguirá obsesionada con Ashley a pesar del paso de los años y de varios matrimonios por interés. El espectador asiste a la evolución vital de la protagonista, desde su adolescencia hasta su madurez, y a su lucha constante por sobrevivir y conseguir todo lo que se propone. Un personaje lleno de fuerza, ambición, autoestima e incapacidad de sentir miedo que cautiva e imprime ánimos en todo aquel que se acerca a ella.

"A Dios pongo por testigo que no podrán derribarme. Sobreviviré, y cuando todo haya pasado, nunca volveré a pasar hambre, ni yo ni ninguno de los míos. Aunque tenga que mentir, robar, mendigar o matar, ¡a Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre!".

Vivien Leigh

"Aquí está este soldado del Sur que te ama, Scarlett. Que quiere sentir tus brazos alrededor suyo, que quiere llevarse el recuerdo de tus besos a la batalla con él. No te preocupes por amarme. Eres una mujer que envía un soldado a la muerte con un hermoso recuerdo. Scarlett, bésame. Bésame, una vez".

Clark Gable

"Al fin y al cabo, mañana será otro día".

Vivien Leigh

"Francamente querida, me importa un bledo".

Clark Gable


Esto no lo he podido resistir, es lo que tenemos las "antiguallas decimonónicas"..."lo que el viento se llevó aluego lo trajió"... ¡que look mas años sesenta!...irresistible...

3 comentarios:

miren dijo...

Es genial.Mañana mismo lo pongo en práctica.
Saludos,precioso jardín.

Visc a la Cuina dijo...

Un video perfecto, gracias por compartir el truco!

Betty dijo...

Cien mil millones de gracias por el consejo, estoy hasta el moño de ponerles limón a las alcachofas! Ahora mismo voy a poner el agua a hervir.

En otro orden de cosas, me he estado riendo un rato con "el fin" del vídeo, como si en lugar de acabarse la receta estuvieras anunciando el fin de los tiempos, jajajaj!

Un abrazo y gracias de nuevo