lunes, 10 de septiembre de 2012

VELOUTÉ DE MEJILLONES CON YEMA DE HUEVO Y CRUJIENTES MIGAS



La velouté es una salsa en la que se liga un caldo con el roux básico hecho a base de harina y mantequilla o aceite, resumiendo: es una bechamel en la que hemos sustituido la parte láctica por un caldo, de pescado de verdura o de lo que sea.


INGREDIENTES:
mejillones
yema de huevo
pan
Para la velouté:
ajo, chalota
mantequilla
aceite de oliva
harina
caldo de abrir los mejillones
PROCEDIMIENTO:

Abrir en un recipiente amplio los mejillones al vapor, agregar un poco de agua y siquieres unas gotas de vino blanco, apenas estén abiertos sacar del fuego, separar el molusco de las valvas y reservar, asimismo colar y reservar el caldo.
Colocar en el vaso triturador los mejillones y añadir el caldo necesario, este dependerá de la textura que queramos dejar, triturar.
En una sartén pochar un diente de ajo y una chalota, previamente habremos colocado mantequilla y aceite de oliva, cuando estén pochados añadir harina, quizás media cucharada será suficiente, cuando este tostada un poco ir añadiendo la mezcla de caldo-mejillones triturada, no dejar de mezclar, así hasta que la velouté este resuelta, puedes dejar la densidad que quieras, no demasiado densa, mas bien como si fuera una sopa o  tipo crema.

Para presentar el plato colocamos la velouté en un recipiente hondo, encima una yema de huevo, unos mejillones enteros y rompemos con las manos una rebanada de pan que previamente habremos frito.


1 comentario:

Rosa dijo...

Nunca he comido algo parecido, pero se ve delicioso, besos