jueves, 14 de marzo de 2013

CROQUETAS DE SARDINILLAS DE LATA




Aquí, en el inmenso baúl de 3000 platos que dormitan en algún disco duro "quevetetuasaberandeparará", hemos hecho croquetas, hasta de "deseos impuros" , hoy nos toca de sardinillas de lata, y no están mal...

INGREDIENTES:
sardinillas de lata
Para la bechamel:
mantequilla
ajo, chalota
harina
leche
Para el rebozado:
huevo batido y pan rallado
PROCEDIMIENTO:


Haremos una bechamel tradicional de densidad alta, es decir unos 100 gr. de harina por litro de leche.
Usaremos una mezcla de aceite de oliva y mantequilla, mas mantequilla que aceite, para la bechamel me gusta mas usar un elemento graso láctico, el aceite protege a la mantequilla para que no se queme, puesto que esta resiste menos grados de temperatura que el aceite.
No olvides cocinar bien la harina para que no sepa a crudo, primero cuando haces el roux y posteriormente cuando adicionas la leche, una buena bechamel necesita brazo, así que 15 ó 20 minutos dando vueltas, mejor con varilla.
Cuando ya está finiquitada la bechamel adicionamos las sardinillas de lata desmenuzadas con las manos, o hafadas con un tenedor.
Una vez tenemos la bechamel con las sardinillas conformamos una especie de "torta" la dejamos enfriar y la llevamos a congelador sólo para que endurezca un poco y podamos porcionarla facilmente con el cuchillo, primero tiras de la misma y luego estas cortarlas del tamaño deseado para las croquetas, moldearlas un poco con la mano y ya están listas para rebozarlas y freírlas.
Para freírlas vamos a darles un doble rebozado est es: huevo, pan rallado, huevo y otra vez pan rallado, con esto logramos una pared de la croqueta doble, que guardará dentro la cremosa y fluida mezcla de bechamel con sardinillas de lata.
Freír en un aceite no demasiado caliente, que queden con ese color dorado y sacar a papel absorbente.







1 comentario:

Rosa dijo...

Nunca las he hecho con sardinillas, pero me encanta la idea porque me encantan las sardinillas y las croquetas jejeje. Besos