jueves, 24 de julio de 2008

SUQUET DE RAYA





INGREDIENTES:4 Trozos de raya;
½ l. de caldo de pescado;
1 vasito de aceite de oliva;
1 vasito de vino blanco;
50g. de almendras tostadas;
1 cucharada de harina;
1 rebanada de pan;
guindilla;
perejil;
azafrán;
1 cucharada de pimentón dulce;
4 dientes de ajo; sal;PROCEDIMIENTO:
Si en la entrada anterior hacíamos un arroz netamente aragonés, en esta vamos a hacer un plato tipicamente catalán el suquet de raya.
La salsa Suquet es una salsa típica de Cataluña y también de algunas zonas costeras de la Comunidad Valenciana, originaria de la costa de Tarragona, creada por los pescadores, que al acabar su jornada y a pie de barca, elaboraban un guiso sencillo para el que utilizaban los pescados que habían quedado algo maltrechos en las manipulaciones de pesca y los aderezaban con la salsa. El termino suquet parece ser que procede del verbo "suquejar" soltar jugo, en castellano.Fríe los dientes de ajo pelados y la rebanada de pan en una cazuela de barro con aceite de oliva hasta que se doren.
Pon en el mortero el pan, los ajos, las almendras, el perejil, la guindilla, el azafrán y una pizca de sal. Haz un majado bien fino y añádele el pimentón, la harina y un poco del aceite de freír los ajos y el pan.
Pon el majado en una cazuela y sofríelo ligeramente. Agrégale el caldo de pescado y remuévelo para que no queden grumos.
Incorpora el pescado a la cazuela y sazónalo.
Vierte el vino, tapa la cazuela y déjala cocer durante 15 minutos.
Llévalo a la mesa en la misma cazuela y sírvelo.




Los rajiformes son un orden de peces cartilaginosos; estrechamente emparentados con los tiburones, comparten con ellos la estructura general del esqueleto, el número y tipo de aletas y la morfología de las hendiduras branquiales; se distinguen por la posición ventral de éstas últimas y por la forma aplanada del cuerpo, en el que las aletas pectorales se unen al tronco formando un "disco".
Sólo dos familias de rayas poseen un aguijón venenoso, ubicado en el primer tercio de la cola. Su punta es sumamente filosa y tiene los lados aserrados y se ha llegado a definir como "un estilete colocado sobre un látigo". El aguijón es reemplazado por otro cada cierto tiempo y eso explica por qué algunas rayas presentan dos o tres aguijones. El veneno es producido por un tejido glandular situado en dos surcos paralelos ubicados detrás del aguijón que suele ser proporcional al tamaño de la raya. En el caso de los seres humanos el veneno no llega a ser mortal. En la raya australiana que llega a medir dos metros de punta a punta de las aletas y pesar 34 kg, el aguijón alcanza 3 dm de longitud