viernes, 3 de marzo de 2017

TARTA DE PLÁTANO, CHOCOLATE, CREMA PASTELERA Y MERENGUE


















Plátano, chocolate, crema pastelera y merengue...gran combinación.

INGREDIENTES:
Para la masa quebrada:
200 gramos de harina (mejor tamizada)
90 gr de mantequilla
1 huevo entero
70 gr de azúcar glas
10 gr. de sal

Para la capa de plátano:
300 gr. plátano
25 gr. mantequilla
50 gr azúcar
100 gr. chocolate negro
Para la crema pastelera:
500 ml leche
2 hojas de gelatina
4 yemas
125 gr. azúcar
30 gr. maicena
sal
cardamomo para aromatizar la leche
Para el merengue:
4 claras de huevo
100 gr. de azúcar glas
sal


PROCEDIMIENTO:
Para la masa quebrada:
Mezclar los ingredientes en un bol, la mantequilla mejor con textura pomada, amasar hasta que se integren todos los componentes, no es necesario amasar demasiado para que no se integre totalmente el gluten, no olvidemos que estamos haciendo una masa frágil y quebrada.
Envolver en papel film y guardar en nevera al menos un par de horas.
Transcurrido este tiempo estirar con el rodillo y colocarla en un molde desmontable.
Hornear hasta que esté un poco dorada, para ello colocar unos garbanzos encima y pincharla previamente para que quede la base lisa.
Para la capa de plátano:
Cortamos los plátanos a trozos añadimos la mantequilla y el azúcar, pochamos en la sartén y lo machacamos con un tenedor, que queden trozos, reservamos.
Para la crema pastelera:
Mezclamos en un recipiente el azúcar, la maicena y las yemas, mezclamos bien hasta formar una papilla, por otro lado calentamos la leche aromatizada con unas semillas de cardamomo, añadimos la papilla anterior y sin dejar de mover y mejor sin hervir y sin parar de dar vueltas hasta que espese y quede una textura de crema.
Ya fuera del fuego añadimos las hojas de gelatina bien hidratadas previamente en agua fría.
Para el merengue:
Haremos un merengue convencional montando las claras junto con el azúcar.
Utilizando una manga pastelera haremos pequeños montículos.

Para el montaje de la tarta:
Colocamos encima de la masa quebrada el puré de plátanos, esparcimos los trocitos de chocolate negro, llenamos el molde con la crema pastelera y acabamos decorando con el merengue, para ellos nos ayudamos de una manga pastelera, al final quemamos un poco el merengue con un soplete.