martes, 20 de octubre de 2009

CONSERVA DE ROLLITOS DE BERENJENA CON QUESO EN ACEITE DE OLIVA






INGREDIENTES:
berenjenas
sal, azúcar
vinagre
queso bien curado
dientes de ajo
aceite de oliva virgen extra
tomillo, romero
sal
PROCEDIMIENTO:

En una muestra gastronómica, en la que entre otras cosas había un stand de productos italianos, aunque creo recordar, que para ser más exactos eran sicilianos, vi una muestra de encurtidos, nada habituales por estas tierras, entre ellos estaban unos rollitos de berenjena rellenos de queso y de tomate seco, los italianos son unos artistas en lo del "pomodoro" aunque los tomates secos de Caspe, en aceite, nada tienen que envidiar a estos, el hecho es que después de verlos decidí hacer algo parecido, yo los hice sólo de queso, un queso bien curado de Aragón, para poner en aceite, alguna vez YA LO HEMOS HECHO, es conveniente y hasta necesario usar un queso bien curado, el resultado me gustó, incluso puede admitir distintas variaciones, seguiremos experimentando.

En su día hicimos unas BERENJENAS EN ESCABECHE hemos utilizado una técnica parecida: Pelar las berenjenas y cortarlas en láminas longitudinales de unos 3 mm. de espesor.
Dentro de un colador o escurre verduras, colocar una capa de berenjenas y espolvorear con dos o tres cucharadas de una mezcla de azúcar y sal al 50 por ciento, luego poner otra capa y así sucesivamente, así hasta colmar el recipiente.
Las berenjenas van en el colador para que drenen el líquido amargo que habitualmente se desprende de ellas.
Unas cuatro horas después, quitar las berenjenas del colador lavarlas a conciencia ( si no después estarán saladas) y hacerlas hervir (3- 4 minutos) en agua con un poco de vinagre hasta lograr que estén ligeramente blandas.
Sacar del agua, escurrir y dejar enfriar.
Picar ajo y perejil y, junto con un poco de aceite de oliva, mezclarlos con las berenjenas cocidas.
Cortar el queso en tiras.
Enrollar cada tira de queso con una lámina de berenjena.
Yo probé de dos maneras: una pasando el rollito ligeramente por la plancha y otra sin pasarlos, es decir embotarlos directamente en un frasco con un buen aceite de oliva, me gusto más la primera opción.
Una vez en el frasco, cubiertos de aceite, mantenerlos por lo menos 3 o 4 días, para que el queso absorba el sabor del aceite, el aceite lo aromaticé con romero y tomillo, poniéndolo en el mismo frasco.
La duración de esta conserva, supongo que es como la de cualquier escabeche, tampoco es para tenerla meses, lo mejor es una cerveza fresca y "meterle mano" a la primera ocasión manifiesta.

1 comentario:

Nélida dijo...

Seguro que están buenísimos.

En su día yo también hice unos rollitos de berenjena en aceite rellenos de queso y tomate seco.