miércoles, 25 de marzo de 2009

MAGRET DE PATO CON RAMBUTAN RELLENO DE PIÑA


INGREDIENTES:
un magret de pato
rambutam
piña natural
sal, pimienta
PROCEDIMIENTO:
Marcar el magret de pato por la parte de la piel en rombos ( aquí lo puedes ver), en una plancha bien caliente y sin nada de aceite, colocar primero por la parte de la piel, darle la vuelta, 2 - 3 minutos por cada lado será suficiente, debe quedarte rosado por dentro.
Rellenar el rambután con trocitos de piña natural e insertarlos en una brocheta, puedes hacerlo también con estas frutas en almíbar, no es lo mismo, pero puede valer, el hecho es que estos acompañamientos frutales van perfectos con la carne de pato.
Emplatar fileteando el magret y colocar un par de brochetas con las frutas.

EL RAMBUTÁN


Esta fruta es originaria de Malasia donde “rambut” significa pelo, que es precisamente lo que caracteriza el aspecto peludo que presenta, recordándonos al de un erizo. Bajo esa mata de marrones pelos finos se esconde una pequeña pulpa de sabor muy dulce y de consistencia parecida a la de la uva y una gran pepita dura. De forma ovalada, es de unos 5 centímetros de diámetro y sobre unos 40 gramos de peso y está disponible en los mercados todo el año pero el rambután está más asequible en noviembre, por lo que es un buen momento para comprarlo.
Se puede degustar como fruta o en compotas, mermeladas, aplicarla a tartas y combina muy bien con la carne. Lo que debemos tener en cuenta es que es una fruta muy perecedera, por lo que debemos mantenerla en el frigorífico y sacarla un rato antes de consumirla para apreciar bien todo su sabor. El rambután o nefelio, como también se le conoce, tiene una gran cantidad de vitamina C, aporta importantes cantidades de fibra y calorías al ser muy rica en agua e hidratos de carbono.

2 comentarios:

Carlos Noceda dijo...

Da gusto aprender algo nuevo mientras se navega.

Habrá que probar el rambutan.

Saludos

tomy dijo...

Si no lo encuentras al natural lo tienes en almíbar, es muy parecido al lichi.
saludos