miércoles, 17 de noviembre de 2010

PAN DE CERVEZA NEGRA GUINESS








INGREDIENTES:
500 gr. de harina
320 ml de cerveza negra GUINESS
5 gr. de sal
10 gr. de levadura de panadería
50 gr. de mejorante panario
PROCEDIMIENTO:
El hecho de hacer PAN (y ya hemos hecho unos cuantos) es lo más parecido a una droga, provoca adicción, y de vez en cuando, uno debe imprescindiblemente, meterse en harina.
Alguna vez os he dicho que lo mejor para meterse en harina es hacerse amigo o conocido de un panadero profesional, para que te suministre una buena harina, levadura y en este caso he probado un mejorante panario, y he conseguido una miga más crujiente, este pan lo hemos hecho sin masa madre, en modo directo, tiene un regusto lejano a cerveza negra y con un queso curado de cabra estaba por lo menos de 9,5...


Mezclar la harina con la sal en un bol, ya sabes con una mano sujetas el bol y con la otra amasas, así siempre tendrás una mano limpia, y tampoco hace falta manchar demasiado, que la harina es muy escandalosa, pero se limpia facilmente.
Añades la cerveza, pero no toda, reserva la mitad, no todas harinas admiten la misma agua, si ves al final que necesitas mas, la vas añadiendo.
Mezclas todo bien, empezarás con esa textura arenosa, hasta llegar a una masa lisa, cuando esto suceda abandonas el bol, enharinas un poco un mármol o la encimera y a trabajar la masa.
Doblados sobre si misma, estirar presionando con la parte posterior de la mano, vuelta a doblar... y así sucesivamente hasta que dejes una masa bien mezclada, no olvides descansos entre amasado y amasado, le va bien a la masa y a ti.
Yo pongo la levadura al final, en este caso una levadura compacta de panadero, la pongo y le doy el ultimo amasado.
Metemos la masa a reposar alrededor de media hora, utilizando el bol enharinado, tapada con un paño limpio, yo la suelo meter al horno apagado, es un buen sitio para reposar.
Después de este reposo, la sacamos y le damos la forma, si tienes banetón ( es una cesta o recipiente que venden para la fermentación y conformación de la masa) lo usas y si no te vales de un paño bien limpio, en el que puedas dejar el pan a fermentar sin que se toque una pieza con otra.
Un par de horas de fermentación, sin prisas.
Hacer los cortes de la forma que quieras con una cuchilla, cuter o cuchillo bien afilado, enharinar un poco por encima de la pieza y a un horno precalentado a 250 grados, yo utilizo como piedra una baldosa de gres, (también te venden piedras refractarias para tal menester), y si no en la misma bandeja de horno.
Dependiendo del tamaño de la pieza, la tendremos mas o menos tiempo, en concreto este pan lo he tenido 40 minutos, bajando la temperatura a 180 a los 15 minutos, pero como cada horno es un mundo, tu lo vas controlando visualmente.
Es conveniente y hasta necesario, generar cierta humedad en el horno, si tienes un horno de vapor, lo tienes solucionado, pero si no puedes poner una olla con agua en el horno, o lo mas practico, es que te proveas de un frasco con difusor y lo rocíes en el interior del horno, incluso sobre el pan, esto conformara una corteza mas crujiente.
Una rebanada de este pan con un queso no demasiado curado, incluso fresco, va perfecta, como para ponerse a silbar mirando el horizonte...

2 comentarios:

Andrés dijo...

Espectacular este pan. Yo lo probé una vez con centeno, más o menos todo igual, pero harina de centeno y de trigo mezcladas, una maravilla.
Te quedó de vicio. ¡Saludos y enhorabuena!

comoju - Cova dijo...

hace tiempo hice un pan de cerveza y el sabor que le aporta es muy bueno, así que con tu permiso, me llevo esta tu receta para probarla

Un abrazo