viernes, 20 de junio de 2014

ESCABECHE DE ALITAS DE POLLO







Un sutil escabeche para consumir frío o tibio.

INGREDIENTES:
alitas de pollo
zanahoria
puerro
apio
cebolletas
nabo
ajo, chalotas
champiñones
vino
vinagre
aceite
sal
pimienta negra
hojas de laurel

PROCEDIMIENTO:
Cortar las alas en dos partes.
Sazonarlas con sal y pimienta negra recién molida y darles una ligera fritura, sacar y reservar.
Cortar las verduras, excepto los champiñones, en trozos de tamaño regulares y sofreír un poco en el mismo aceite que hemos frito el pollo.
Una vez refrita la verdura volver a agregar las alitas de pollo, adicionar los aromático, laurel, pimienta negra...
En este momento agregamos los líquidos: vino, aceite y vinagre y agua, las proporciones son al gusto, pero para que sea un escabeche suave lo mejor es no abusar del vinagre, antaño el objeto de los escabeches era guardar en el tiempo los alimentos y se adicionaba mas vinagre, ahora lo que nos interesa es el sabor, para su guarda ya tenemos la nevera, resumiendo, yo añado dos partes de vino blanco y una entre aceite y vinagre, lo que haría tres partes, se puede sustituir parte del vino por agua.
Dejar cocer a fuego lento, a poder ser tapado.
Agregar los champiñones cortados por la mitad, por encima, unos 15 minutos antes de finalizar su cocción.
Dejar enfriar, y a poder ser consumir de un día para otro o incluso mas días.
Un escabeche no es fácil de maridar puesto que al llevar vinagre no le va bien ningún vino, así que lo mejor unas buenas cervezas frescas...aunque yo tampoco me opongo a acompañarlo con una botella champán.





2 comentarios:

carmina dijo...

Este plato me gusta porque es de rechupeteo, jajaja! Los escabeches son mi debilidad, y aunque no sea lo propio me encanta hasta mojetear, jajaja!

Rosa Maria Romero dijo...

Menudo plato rico de alitas !!! Me encanta !!! Besos