viernes, 15 de enero de 2016

PICANTONES ASADOS CON SALSA AL WHISKY








Los picantones son pollos pequeños, de alrededor de medio kilo de peso, tienen poca grasa y son mas tiernos y jugosos que el pollo normal.

INGREDIENTES:
picantones
patatas
mantequilla
sal, pimienta
Para la salsa al whisky:
whisky
salsa de soja
salsa teriyaki
mostaza en grano
zumo de limón
ajo
chalota
mantequilla
un vaso de vino tinto
harina

PROCEDIMIENTO:
Sazonar los picantones con sal y pimienta, por dentro y por fuera.
Colocarlos en un recipiente que pueda ir al horno.
Colocar unos trozos de mantequilla y unos gajos de patata cortados bastante grandes en el fondo del recipiente, agregar en el mismo un poco de agua, para que haya humedad durante el asado.
Llevar a un horno primero a unos 150 grados, para que se vaya haciendo lentamente, posteriormente subimos el horno a 200 grados para que quede dorado, de esta forma primero lo cocinamos a mas baja temperatura y quedará mas tierno, si las patatas las hemos cortado grandes mas o menos se harán en el mismo tiempo, en cualquier caso comprobar que está en su punto pinchando con una brocheta de madera y ver que no ofrece resistencia.
Para la salsa al whisky:
Poner a pochar los ajos y chalotas en una sartén con mantequilla, agregar también un poco de aceite de oliva para que no se queme tanto la mantequilla, agregar un vaso de vino tinto, un vaso de whisky, la mostaza en grano, la salsa teriyaki, una cucharada, lo mismo de salsa de soja, cocinar hasta que las chalotas estén bien pochadas, no hace falta añadir sal, la salsa de soja aporta suficiente salinidad.
Una vez cocinada colar y quitar toda la parte sólida.
Volver a llevar al fuego para que reduzca y quede una textura mas densa, si fuera necesario agregar una cucharada pequeña de harina o de almidón de maíz previamente diluida en agua, cuando tengamos la textura deseada agregar un poco de zumo de limón para que le de acidez.
Servir los picantones con la salsa en recipiente aparte.