miércoles, 16 de marzo de 2011

FRESAS CON NATA - MEMORIAS DE UN GASTROSEXUAL





INGREDIENTES:
fresas o fresones
nata
helado de nata
Para el granizado de fresas:
azúcar
unas gotas de vinagre
PROCEDIMIENTO:

La receta era sencilla, muy sencilla diría yo, pero el había alcanzado el nivel de "gastrosexual", era de esa clase de hombres, que cocinan para seducir mujeres, adoradores de la sartén, esa tribu urbana que se pone el delantal, sólo para conquistar.
En un principio, había intentado el gimnasio, empezó a endurecer los músculos, a tener redondeadas piernas y musculosos brazos, intentó tocar la guitarra, incluso se lanzó, al "rollo intelectual y cinéfilo", pero nada le había dado un resultado tan maravilloso, en la técnica del "marcado y levante " de la pieza, como ese donaire en mover la sartén...

No había mucho para elegir... el fondo de nevera, estaba bastante huérfano... unas fresas con todavía buena presencia, un helado de nata en el congelador, y un spray tambiénde nata... y él, con esa inspiración que sólo da el arte de la seducción...
Empezó cortando unos daditos de fresa en fina brunoise... los colocó en un pequeño recipiente... unas gotas de vinagre... azúcar... todo bien mezclado, y al congelador...la intención era hacer un granizado de fresas... muy simple para un depredador de la cocina, con instinto de cazador... el sabía de sobra, que una mesa bien preparada, un plato con una presentación sorpresiva, genera una atmósfera, un escenario íntimo e irresistible...
Después cortó las fresas en finas láminas, tan finas que se pudieran adherir a un molde circular metálico... tenía de todas las medidas... era un fetichista del menage... colocó las finas láminas rodeando el molde... dentro una quenelle de helado de nata... y acabó llenando todo el molde con esa nata en spray...le hubiera gustado montar el mismo la nata... pero no había tiempo..."la pieza" estaba al caer... y un buen cazador siempre dispará con el arma que tiene más cercana y disponible... le hubiera gustado tener más tiempo, e impresionarla con mayores proezas culinarias, con visita a mercados y tiendas especializadas, y con productos y especias traidos de países exóticos... pero no había tiempo... a veces "las piezas" dan un último vuelo y desaparecen... y eso, un buen cazador de la tribu de "los adoradores de la sartén", no puede permitirlo...
El granizado ya había tomado cierta consistencia, era el momento de colocarlo encima, le daría ese punto de contraste frío y crujiente... eran fresas con nata, un plato muy simple... pero un gastrosexual siempre saca partido a la inspiración... la vulgaridad no habita en casa de un "adorador de la sartén".
Por supuesto, un genuino gastrosexual, adereza un plato con una buena conversación, es lector compulsivo de revistas especializadas, puede hablar horas de maridajes, ha hecho multitud de cursos de catas, y puede sorprender con la localización de los más recónditos aromas perdidos...

¡Mujeres del mundo!... la masculinidad de torsos contorneados y grandes biceps ha desaparecido... han llegado los gastrosexuales, cuando un espécimen, de los que te acabo de describir, merodee por tus alrededores y te invite a cenar a casa, que sepas, que sus fines no son otros que los del pavo real cuando despliega todo su plumaje...
Pero no te preocupes, puede que sea un plomo y un plasta, pero cenarás como una "diosa"...



No se si fue por "los vino",
no se si fue por su boca
pero entre tanto tango encontré
su ropa, junto a mi ropa.



6 comentarios:

cocina-dos dijo...

Nos dejas con la duda....que razón tienes los que se nos acaban los recursos del arte de la seducción tenemos que aferrarnos a cualquier arma. Así que estómagos femeninos preparaos...
Un saludo

tomy dijo...

yo más que gastro sexual...soy un poco "ranchero", que tampoco está nada mal, ya sabes que el ranchero es al cocinero (perdón al chef) lo que el albañil al arquitecto, estos últimos son divinos...los primeros, no.

Pero no te quepa la menor duda "los adoradores de la sartén", atacannn

Betty dijo...

Jajaja! No en vano se dice que el mejor modo de seducir es por el estómago, ¿no?

Bea dijo...

Me he reido mucho con la explición y creo que tienes toda la razón... si dicen que a los hombres se les conquista por el estómago ¿por qué a las mujeres no?. Ya me gustaría a mi que mi marido me sorprendiese un día con unos simples huevos fritos con patatas... pero no!!! igual se quema la cocina en el intento... ja,ja

orquidea59 dijo...

Jajaja, muy ciertos tus comentarios y los que he leido de tus visitantes.
Las fresas presentadas así gana en originalidad.
Besos

tomy dijo...

Bea, regalále un delantal... y dale una oportunidad...